jueves, noviembre 22, 2012

EL RÍO SAN FRANCISCO - VICACHÁ



Pongo estas fotos en mi blog ESPECIE URBANA porque que son tomadas en el puro borde de la zona urbana de Bogotá, unos cuantos metros al oriente de la Avenida Circunvalar


 El río San Francisco -en muisca Vicachá- nace en estos cerros rocosos del Oriente de Bogotá, en la garganta entre Monserrate y Guadalupe. Aquí los mismos cerros vistos desde EL VERJÓN ALTO, localidad de Santa Fe


Es posible que estas especies con que durante la segunda mitad del Siglo XX se reforestaron los Cerros Orientales no sean nativas, pero es preferible que exista este bosque en muchas partes frondoso a que las laderas estén desnudas, como lo estuvieron durante mucho tiempo en los siglos XIX y parte del XX


 Fucsias



 Compuerta

 Inevitable recordar el título del libro de Ernesto Sábato: "Hombres y Engranajes"


Agua corriente y sonriente


 Bocatoma del que fuera uno de los primeros acueductos de Bogotá






Nos guió este niñito, cargado con toda la energía y toda  la bondad de esa naturaleza que circunda su casa


Trompeto

Papayos

 Dedalera

Gracias anticipadas a quien me cuente cómo se llama este pajarito del torrente. Muy buen camuflaje: no es fácil de ver
MUCHÍSIMAS GRACIAS a Daniel Cadena que me cuenta que el ave se llama Cinclus leucocephalus@cdanielcadena MIRLO ACUÁTICO


 El Chorro de Padilla

 El río San Francisco, pocos metros antes de sumergirse para siempre bajo las calles de Bogotá

El "Eje Ambiental": un proyecto del gran Rogelio Salmona, evocación del río que corre entubado debajo de la Avenida Jiménez

ORGANIGRAMA:

Pasen ahora por las fuentes del río Fucha, también en Bogotá.
Y claro, por el magnífico Páramo de Sumapaz

3 comentarios:

Leonardo Aponte dijo...

Varias veces caminando el mismo sendero, cada vez un descubrimiento y la construcción de una propuesta con cada punto de vista que enriquece una forma de ver y reconocer los diferentes rincones de los cerros, a veces maltratados, a veces olvidados. Gracias Gustavo por la complicidad.

Leonardo Aponte dijo...

Varias veces caminando el mismo sendero, cada vez un descubrimiento y la construcción de una propuesta con cada punto de vista que enriquece una forma de ver y reconocer los diferentes rincones de los cerros, a veces maltratados, a veces olvidados. Gracias Gustavo por la complicidad.

Carlos Castillo dijo...

Bogotá tiene unos parajes muy hermosos, debríamos hacer turismo ecológicos en nuestras laderas y alrededores de Bogotá, ¡que hermoso los alrededores de Bogotá!