sábado, marzo 28, 2009

¡APAGUE Y VÁMONOS... a comprar carro!

En mi casa apagamos las luces durante una hora para unirnos a ese mínimo ritual acordado en diversas ciudades del mundo, para simbolizar la solidaridad con un planeta afectado por el cambio climático. No porque pensemos que una ínfima y simbólica reducción de una hora en el consumo de energía eléctrica en las grandes ciudades, pueda contribuir realmente a solucionar algo, sino por cierto sentido de unidad con quienes comparten con nosotros ese tipo de preocupaciones.

Por esos regalos extraños de la óptica, junto a la vela de la izquierda aparecieron dos planetas

Los mismos medios de comunicación que invitaron a apagar las luces durante una hora dizque para "salvar al planeta" (cuando el planeta -de sobra- se salva a sí mismo sin intervención humana), aullan en protesta por el pico y placa, y les hacen eco a quienes, con argumentos cada vez más extraños, protestan contra esa medida tendiente a evitar que Bogotá se convierta en un gran parqueadero. ¿Cuantos de los que se rasgan las vestiduras por el pico y placa apagaron fugazmente las luces de sus casas para "salvar al planeta"? HUNDA AQUÍ

¡Qué sorpresa cuando en este mundo y en este país supuestamente comprometido a combatir las causas y los efectos del cambio climático, el Gobierno Nacional anunció la creación de una línea de crédito de 500 mil millones de pesos (medio millón de millones de pesos) para que la gente salga a comprar carro! ¡Qué sorpresa que cuando la falta de movilidad del tráfico automotor en las ciudades colombianas se ha convertido en un grave problema sin solución a la vista, se estimule la entrada de 20 o 25 mil carros nuevos a las ya insuficientes vías urbanas!

La reducción de la venta de gasolina se aduce como una de las razones por las cuales en Bogotá se debe retirar el pico y placa de 14 horas diarias. ¿Pero, entonces, no es que debemos ahorrar energía para contribuir a la reducción de gases de efecto invernadero? ¿No es más eficaz -sobre todo para la calidad del aire, la movilidad en las ciudades y la salud física y mental de quienes habitamos las ciudades- apagar el carro durante dos días de cada una de las 52 semanas del año, que apagar la luz durante una hora, un día al año?

EL CARRO ELÉCTRICO

Este libro publicado en 1917 perteneció a mi abuelo, que se graduó como electricista en 1913.

Allí aparece que ya entonces, en 1917, el carro eléctrico estaba totalmente inventado.

En la foto de arriba a la derecha, aparece un Studebaker cargando la batería en una estación instalada para tal efecto. En ese mismo libro explican que el obstáculo para la masificación de los carros eléctricos, era que en ese momento no existía una red de estaciones para recargar las baterías, tan extendida como la que existía para tanquear los motores de gasolina. Finalmente ese factor, ligado a los intereses de la industria petrolera, determinó la muerte de los carros eléctricos. Ya desde entonces se sabía que el motor eléctrico era mas limpio que el de gasolina.

HAGA DOBLE CLICK SOBRE LAS FOTOS

De haber predominado desde 1917 el carro eléctrico en lugar del motor de combustión interna, habríamos tenido 92 años menos de emisiones de gases de efecto invernadero por parte de las llamadas "fuentes móviles". A lo mejor nuestras ciudades y el planeta en general estarían sometidos a otros tipo de contaminación (¿algo del estilo de los pulsos electromagnéticos?) pero no al cambio climático.

Vamos a tener que aprender a movilizarnos en vehículos impulsados por vela.

3 comentarios:

Marcela Suárez dijo...

Yo también conozco algunas personas que protestan con medidas como el pico y placa, y que apagaron las luces de su casa ese día!. Definitivamente como usted lo ha dicho Doctor Gustavo, el problema radica en no querer hacer cambios dentro de mi cotidianeidad, lo que lleva a pensar que con una hora al año que se apague la luz es suficiente!.

Por ejemplo, cuando se hablaba de medidas como las ciclorutas, algunos decían que eso funciona en otros países europeos (como si se hablara de otro planeta), pero que aquí no. Y mi pregunta es, por qué aquí no?..Además de darle un respiro a esta ciudad, tendríamos mejor calidad de vida “urbana”, menos congestionada y estresante, tal vez nos permitiríamos disfrutar mejor esta ciudad!.

Creo que mucho tiene que ver con que en el fondo creemos que estamos por encima de la naturaleza, y creemos que le vamos a encontrar siempre una solución al caos que vamos generando, máquinas que muchas veces han marcado “avances” de la humanidad pero que también han marcado un retroceso, y nos han alejado de una cotidianeidad que nos permitía disfrutar de placeres tan simples en la vida, como el hecho de caminar tranquilamente y respirar aire limpio.

No sé, es que si todos nos ponemos en la posición de no renunciar a algo; quisiera no renunciar a moverme en bicicleta!

P.D: No conozco la ciudad de Santiago de Chile; pero leyendo hoy la noticia sobre las medidas “preventivas” que tomaron en la ciudad de Santiago de Chile (http://elespectador.com/especiales/medio-ambiente/articulo134966-alerta-ambiental-santiago-de-chile-dejan-de-transitar-20000), no dejo de ver un espejo de lo que pasa acá en Bogotá.

Karolina dijo...

Una buena conclusión, acompañada de grandes imáges...q preciosa esa de los dos planetas pero la q me encantó fue la primera en la q aparece tu reflejo.

sagitaire17 dijo...

Eso suele pasar con todas las buenas causas...Hacer algo,pero solo si por eso no nos cuesta demasiado concesiones.
Es también triste la falta de coherencia de los gobiernos.Bueno,más que de incoherencia,aquí se trata de que lo único que mueve estos señores es la gran diosa Economía.Se habla de Gaía solo para hacer bonito...

Creo que los principales defectos de la humanidades (y responsables de sus males)son no saber contentarse de lo realmente necesario,y su completa falta de respecto a lo ajeno.
En cuanto a que la Tierra se las arregla sola....Pues lo más probable si seguimos fastidiándola,es que nos mande al carajo.y por eso tiene medios más que suficientes.....